Supervisión y coaching profesional

Con la ayuda del servicio de consultoría y asesoría especializada, tu organización conseguirá:

  • Promover el empoderamiento personal y colectivo de las y los profesionales
  • Elaborar herramientas de trabajo, coordinación y sistematización que potenciarán la reflexión, la creatividad, la autorresponsabilidad y la motivación
  • Encontrar la identificación, significación y potenciación de buenas prácticas profesionales
  • Respetar los procesos internos personales y grupales y, al mismo tiempo, promover la reflexión para favorecer la toma de conciencia de las situaciones que se puedan estar dando en la organización.
  • Implicar a las y los profesionales en el proceso de cambio, estableciendo una colaboración mutua constructiva que revertirá en la motivación profesional y, por consiguiente, en la mejora de la metodología de trabajo y en la atención a las personas que acompañamos.
  • Diseñar un proceso de consulta y análisis de dinámicas internas en las organizaciones y equipos, de forma que sea un agente favorecedor del cambio y la modificación de actitudes
  • Mirar la realidad con perspectiva sexológica, diseñando las alternativas de transformación incorporando las posibilidades que ofrece este enfoque.

La sexualidad es una dimensión básica y única del ser humano y por ello parece conveniente para cualquier disciplina de profesionales de ayuda, (operadores sociales), el estudio y la comprensión de esta cualidad humana. Desarrollar una actitud científica de aceptación y reconocimiento del hecho sexual humano. La sexualidad es un valor a cultivar en la vida y una potencialidad de toda persona. Cultivarla posibilita implementar una mirada apreciativa hacia el ser humano. La sexualidad cultivada lleva a una calidad de vida más humanizada.

Explotar el potencial sexual humano (como búsqueda de la satisfacción de los deseos propios en comunicación con los otros), inherente a cualquier ser humano (sean cual sean sus características, limitaciones, dificultades o circunstancias familiares y socio-económicas) e impulsores del necesario cambio buscado en cualquier proceso de supervisión, se hace cuando menos deseable.